Soy Johanes V. Tú matastes a mis antecesores. Prepárate a morir.

Bienvenidos al castillo de Charon. Misterioso castillo donde podrás vengar la muerte de Johanes.

Luke, yo no soy tu padre. Y aunque intente parafrasear a Darth Vader con este juego, no estamos hablando de Star Wars. Si no de Rogue Legacy. Juego desarrollado por Cellador Games y lanzado en el 2013 y nos encontramos con un plataformas de acción lateral al estilo metroidvania con ambientación medieval de fantasía, pero en el cual tenemos unas cuantas características que hacen de este juego, una autentica maravilla.

 

Con todo el auge que ha habido en los últimos años de todo el sector indi de desarrolladores y juegos, y es un auge que no tiene signos de acabarse, si no, poco a poco estar más firme y afianzado, nos encontramos con juegos que acaban ganando al personal, y sobre todo, con una calidad asombrosa. Rogue Legacy tiene un estilo gráfico al estilo generación 16 bits, es decir, buscando más el pixel visible pero sin que se vea mal. Todo lo contrario. Gráficamente es una delicia dentro de la sencillez que en un inicio, quiere mostrar en pantalla y sobre todo, el como a nivel de programación, todo el escenario se genera aleatoriamente haciendo que cada partida sea diferente a la anterior. Aunque, hay truco, pero de eso, hablaremos más adelante.

Para dar unas pocas pinceladas sobre el juego, la historia es una historia de venganza. Por el como el primer miembro de la familia, es derrotado en el castillo, y el como su hijo, o hija, y a la vez el siguiente descendiente, hasta lograr vengarlo. En mi caso, ha sido con el descendiente número 247. El castillo consta de 5 zonas. 4 zonas de exploración y 1 del enemigo final. Y como armas, solo dispondremos de nuestra fiel espada, y de los hechizos mágicos que podremos desbloquear conforme mejoremos nivel y nuestro castillo familiar.

 

Es un juego que tiene una alta dificultad, pero a la vez, una curva ascendente que llega a ser gratificante. No es un problema, o una lamentación el que te derrote un enemigo menor, si has conseguido una suma de oro, con la cual comprar mejoras de equipamiento, reliqias, o ampliar el castillo y así subir nuestro nivel. Es una sensación que llega a ser gratificante y que nos obliga a pensar bien los pasos a dar. tanto en la lucha contra enemigos en una habitación cerrada, como en la superación de los diferentes retos que nos encontraremos para desbloquear las reliquias, como para mejorar el equipamiento.

Estos retos suelen ser dispares. Como descender de un salto una zona atestada de pinchos sin herirte hasta el cofre, como derrotar enemigos al otro lado de un muro, como el llegar a una zona lejana sin saltar o simplemente, derrotando a todos los enemigos de la estancia mientras esquivas sus ataques.

Pese a que en un inicio puede ser sencillo, te tocará descubrir el como hacerlo con paciencia.

 

castillo familiar. puedes aumentarlo bastante.

Una de las varias peculiaridades que tiene el juego, es el tema de los personajes. Mejor dicho, 2. La primera, es lo variopinto de las profesiones que pueden dominar cada uno de los personajes, ya, predefinido  en la selección que nos ofrece el juego. Pero para la mayoría, hay que agrandar el castillo familiar. Nuestro personaje puede ser desde un paladín normal y corriente, hasta un Lich, el cual puede manipular la vida y la magia o un Hokage con magia de desplazamiento.

La segunda peculiaridad, es que cada descendiente tendrá rasgos únicos. Desde enfermedades, hasta niveles de fuerza, pasando por la altura y su maestría en cuanto a magia. Visión en 2 dimensiones, en blanco y negro, facilidad de soltar insultos (censurados por un emoticono), al recibir daño, Colon irritable, el cual en ocasiones hará vibrar el mando de forma aleatoria, enanismo, siendo realmente pequeño, o duplicar el tamaño en un guerrero enorme, hasta por ejemplo, jugar de forma invertida. lo de arriba, abajo, y de derecha a izquieda.

Son algunos de los rasgos que nos obligarán a pensar bien, con cual avanzamos en la aventura ya que puede ser la diferencia entre conseguir mucho dinero, o ser un saco de boxeo.

Tal como he mencionado antes, el mapa se divide en 4 partes. El castillo principal, es la zona más asequible, Un bosque, con enemigos de mayor dificultad, una zona superior, que es la torre, de mayor dificultad que el bosque, y la zona más inferior del castillo, que son las catacumbas. Donde nos encontraremos más enemigos, más fuertes y con los ataques más poderosos.  Una vez que derrotemos al jefe de la zona, se nos irá desbloqueando una parte de la puerta principal que nos lleva al enemigo final del castillo.

 

Otra pequeña peculiraridad del juego, son los minijuegos que nos encontramos a  a lo largo de las estancias de forma aleatoria. Nos encontraremos con Booyan. que nos pondrá a prueba con azar y habilidad para conseguir grandes beneficios. Pero personalmente, llega un momento que es un poco desquiciante. De los 3 que he encontrado (de 3 cofres, 1 tiene premio, con 12 dagas dar en dianas móviles saltando y con un hacha destruir de 100 dianas, un minimo de 90), solo he conseguido réditos con el de los cofres. Asi que, si tienes buen nivel, o poco oro, no te hace falta jugarlo, o es que no tienes nada que perder, ya que el precio para participar no es bajo en según que ocasiones.

 

La peculiaridad de que el escenario sea generado de forma aleatoria por cada partida que realizas, hace que no puedas tener en cuenta ningún avance anterior, ni en la búsqueda de tesoros, ni donde encontrar los enemigos más poderosos para ganar más dinero, pero logra al mismo tiempo hacer que cada partida sea diferente. Recuperando el estilo y espíritud de los Arcades de vieja escuela.  Donde cada muerte es una pantalla de “continue, please insert coin” y cada nueva entrada al castillo es una aventura más.

Hay una manera de romper este ciclo. Y es una vez que descubrimos al Arquitecto. Mediante un acuerdo económico, nos bloquea el mecanismo del castillo haciendo que se mantenga en esa partida el diseño anterior. Esta es una situación ideal cuando encuentras un cofre realmente importante que conseguir, y no has podido hacerlo, ya sea por las características que tenía el anterior descendiente, o por que te han derrotado. Es ideal usarlo cuando sea necesario, si no te matan en el camino claro.

 

A nivel musical el juego destaca por su estilo en ritmos midi tal como he dicho antes. gran calidad de sonido, pero en vieja escuela al estilo cercano a los 16 bits. ritmos lentos, ritmos más acelerados, que acompañan completamente, y si tenemos suerte de encontrar la gramola, podemos seleccionar la canción que queramos oir en el resto de la estancia. Si cambiamos de zona, se escuchará la canción predefinida de esa zona. Un acompañamiento perfecto.

 

Aunque no es importante, si lo destaco por que es un detalle que me ha gustado mucho, es más, es una pequeña chorradilla pero a mi me pierde, es que, en Ps4, el juego hace un pequeño uso de la luz del mando.

Cada categoría tiene asociada una luz. Un espadachín hechicero tiene asociado un azúl celeste, un rey bárbaro, un naranja, o un paladín, un amarillo dorado. El jokage tiene el verde, o el archimago un azúl oscuro.

Se repiten los colores, pero es un detalle que cuando te das cuenta, ves el mimo y atención que han tenido los desarrolladores a la hora de trabajar el juego.

 

La constancia, te hará triunfar, pero no te preocupes, este juego es un pozo de horas. Una vez superada la aventura principal, puedes continuar el proceso con una “partida+ ” , donde desde el inicio te encontrarás enemigos con un rango “catacumbas” de gran poder y energía, haciendo que el reto aumente. Y así, desbloquear todas las piezas restantes del equipamiento, como de las reliquias que nos faciliten el avanzar.

 

La diversión no tiene fin. El límite para no jugar a este juego, es el cielo. No os arrepentireis de pagar el peaje a Charon.

Como dijo Murtaugh, soy demasiado viejo para estas cosas. Mañana lo dejo. :V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *