Las gafas de la nostalgia y nuevas visiones.

Este artículo va en continuación de lo expuesto en la otra entrega. Por lo que voy a intentar extenderme algo más. Sin más, buenos diás, buenas tardes, y según la hora, buenas noches.

 

Si algo ha distinguido al ser humano con respecto al resto de seres vivos del planeta, ha sido nuestra evolución y desarrollo del cerébro y como se han podido conseguir avances muy grandes, en plazos de tiempo bastante reducidos. en ocasiones, demasiado reducidos para que podamos asimilar mínimamente los cambios.

 

Como seres racionales, tenemos un gran uso del coco, para comprender lo que nos rodea, actuar en consecuencia y sobre todo, aprender de ello, pero al igual que tenemos esa capacidad, a lo largo de la evolución y la historia, se ha dado muestras de que somos seres pasionales. Seres emocionales que hacen que tengamos una personalidad individualizada y característicamente diferentes a otros humanos.

un gallifante a quien sepa quien es

Y es ahí, donde la industria del videojuego en particular, del entretenimiento audiovisual en general, donde pinchan hasta caer. En el factor emocional que nos acompaña desde que empezamos a madurar y nuestros gustos y estilos de vida se van asentando poco a poco. Tal como avancé en mi anterior entrada, a lo largo del tiempo nuestra memoria nos juega malas pasadas, nos manipula los recuerdos, la percepción de la realidad y el comoesos recuerdos influyen directamente en cómo valoramos lo ya vivido y como actuar ante las nuevas experiencias.

revisión 2017 con 120 juegos 80 euros.

Y es que el anuncio de nuevos sistemas “mini” basados en consolas descatalogadas hace ya unas décadas, han ido directos hacia la diana que todos tenemos en el corazón de la nostalgia. Eso, y que gracias al éxito de la NES mini de Nintendo, en la industria se ha creado una burbúja donde todas se van a querer subir. Éxito sin duda, pero hay que recordar el como se ha convertido sin culpa de nintendo en un objeto de expeculación excesivamente tentador.

80 juegos 70 euros de media

Hace pocas fechas, también de nintendo, se ha lanzado la versión “mini” de su segunda consola y de gran éxito, la SNES. la cual ha llegado a las tiendas con el mismo “problema” especulativo ya que en esta ocasión nintendo, si ha dado información de cuando dejará de fabricar el sistema.

 

Arthur, its that you?

Comodore anunció recientemente una versión mini de su clásico sistema al ver el éxito de Nintendo, Atari, aunque no es lo mismo, va a lanzar próximamente su “ataribox” aunque está mejor preparada y soportará mediante linux juegos actuales de PC.  Y no olvidemos, que ya el año pasado Atari licenció con otros fabricantes su “flashback” con bastantes juegos y mandos inalámbricos

Se ha relanzado productos “mini” licenciados de sistemas de Sega como los inspirados en Mega Drive por diferentes fabricantes y no se descarta que otros fabricantes tradicionales, saquen versiones mini de sus sistemas sumándose a una burbuja un tanto irreal.

 

¿Pero cual es el causante de todo este “mercado”? La nostalgia. productos para revivir los recuerdos almacenados en nuestra memoria grabados por las versiones “grandes” de la misma ya hace 30 años atrás y que marcó una de las eras clave de la historia de los videojuegos y con varias generaciones mando en mano.

dale duro Scott!!!!

No es que servidor que escribe este texto, esté en contra de estos sistemas, siempre ha existido mercado, interés mediante las funciones retro de las consolas que han salido con el tiempo. Me preocupa la burbuja que se ha creado, y el como la gente está entrando en ella con productos y precios un tanto cuestionables.  Nintendo por ejemplo, ha tomado el camino facil con su reciente Snes mini reciclando y reutilizando la misma placa de su anterior sistema, “NES” con aumento de precio, aunque en este caso, un mando extra. Por contrapartida, se reduce la cantidad de juegos en la memoria.

puro amor

Juegos que han sido claves en nuestra maduración como jugones, que han ayudado a que nuestra personalidad tenga unos matices que inconsciéntemente sea moldeada en pequeños detalles.

la satisfacción de derrotar a Robotnic después de intrincados recorridos a toda velocidad, La frustración de ver como después de una dura batalla, te dicen que la princesa está en otro castillo, el misticismo y ternura al escuchar una ópera digitalizada en un sistema que en un inicio no lo permitía, mientras que un “payaso” maquinaba planes diabólicos.

Superar la frustración ante ese salto imposible que nos ha hecho perder vidas al son del sonido de shuriken arrojados y afinar reflejos al volante de vehículos en vista cenital y gritar a la pantalla al ver como no logras superar el último coche a milésimas de segundo en la meta. ser consciente de guardar en un papel el código de “guardado” para avanzar o usar con inteligencia todas las vidas que tenemos hasta acabar con el vampiro que habita el castillo.

¿Me lo aceptará la maquina de cambio?

Todos esos matices juego a juego, partida a partida, moneda a moneda se queda en nuestra memoria y corazón y nos hace vulnerables ante las intenciones de las empresas. No es que la nostalgia sea negativa en si, si no el como la captan y la utilizan para sacarnos la pasta. ¡Y CUANTA PASTA!

 

En el anterior artículo mencioné juegos que intentaron mantenerse fieles a las entregas originales y que han sido un fracaso. En esta ocasión, voy a intentar ir por el lado contrario, juegos que se han mantenido fieles a un estilo “retro” pero sin que ello signifique quedarse anclados o de baja calidad.

Scott Pilgrim contra el mundo es uno de los mejores ejemplos de como crear un juego “retro” usando técnicas,mecánicas y estética de vieja escuela, en una entrega sensacional.

Broforce, tan frenético a veces y dificil que podría pasar por un spinoff de la saga Contra facilmente.

Retro city Rampage no solo aprovecha la estética si no que llega un momento en el que la iconografía y homenajes a la época son sublimes.

Super Meat Boy ya no solo se inspira en la estética de aquellos años, si no que sabe ser un verdadero reto el cual en una máquina recreativa sería una autentica tragaperras.

Shutshimi, siguiendo el paso en mecanicas a los tradicionales juegos de naves de scroll lateral al estilo R-type y con un estilo y sentido del humor peculiar.

Shovel Knight, otra joya que se ha ganado el cariño del público con sus plataformas, acción y sentido del humor.

Maldita Castilla podría colar perfectamente como entrega de Ghosts’n Goblins tomando buena parte de lo mejor que ha distinguido esa saga.

si, tu también eres un gran juego retro Hotline Miami.

un pequeño ejemplo de como se puede avanzar sin que la nostalgia nos castigue el bolsillo. Pero sobre todo, manteniendo un respeto máximo por el comprador dando un producto de calidad. Y hay más juegos, pero eso sería crear una interminable lista y no todos serían de calidad.

Comodore. 64 juegos clásicos y 80 euros.

¿Cual es la reflexión que saco de todo esto? Es muy simple. Como consumidores tenemos el derecho de pedir la más alta calidad a un producto, y luego valorar el rango personal en el cual ése producto está en el precio ideal para adquirirlo.
La nostalgia nos hace vibrar cuando escuchamos determinadas melodías, vemos determinados personajes o ponemos en nuestras manos determinados artículos que ya antes usamos. Pero no por ello, debemos permitir que la industria nos considere “carteras” andantes. Somos usuarios, somos jugadores, somos compradores y somos quienes tienen que tener el poder de acción.

No en vano, en algunas ocasiones cuando he tenido el placer de viajar y entrar en algún establecimiento hostelero donde las recreativas siguen funcionando (si, aunque parezca mentira), no he podido evitar el revisar mi cartera  y plantearme echar una partida. Mismamente, en la ciudad de los rascacielos alicantina, en un “minigolf” no pude evitar el sentarme durante un rato en la recreativa de OutRun y darle un tiento. hasta que el cruel contador de tiempo llegó a cero y mi euro quedó desaprovechado.  Esa nostalgia, esos aromas, ese entorno, ese sonido. Caí.

 

Ahora bien. ¿Sabemos usar ese poder? Que cada indivíduo mire su cartera y saque sus conclusiones.

 

Como dijo Murtaugh, soy demasiado viejo para estas cosas. Mañana lo dejo. :V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *